La Confianza es la Clave

Martes, 7 Octubre   

El problema es que el congelamiento de los préstamos hipotecarios le ha dificultado a todos, salvo aquellos con excelente historial de crédito, el obtener uno. Ello significa que pasarán varios meses, o incluso más tiempo, para ofrecer las casas construidas cuando todo estaba bien –y aquellas que terminaron en el mercado debido a las crecientes moaratorias en las hipotecas–, antes de que los precios empiecen a subir.

La vivienda es un componente importante de la economía estadounidense y por definición de la disponibilidad de créditos. Alrededor de uno de cada ocho empleos en Estados Unidos depende de manera directa o indirecta de la vivienda, desde los trabajadores de la construcción hasta los funcionarios bancarios de alto nivel y las organizaciones con mayor presencia en Wall Street.

Un cambio en los precios de la vivienda aumentaría la confianza en el total de la economía y, esperan los expertos, convencería a los bancos de empezar a dar créditos nuevamente.


Tags: ,